Discos Raid: Seguridad y velocidad

Posted on 26. Nov, 2012 by in hardware

Continuamos con nuestra serie de artículos dedicados a obtener más velocidad en nuestros equipos y aumentar el rendimiento de estos, sin efectuar la gran inversión que supone la compra de un nuevo equipo. En esta ocasión nos centraremos en el uso de discos duros configurados como RAID ( Redundant Array of Independent Disks), basicamente se trata de hacer funcionar un conjunto de discos duros, como una unidad, un volumen.  Por medio de utilidades de sistema o programas especificos podemos crear y gestionar los distintos niveles de configuración RAID, teniendo en cuenta si queremos primar las prestaciones o la seguridad, aunque seguramente obtendremos un aumento notable en ambos aspectos.

Existen bastantes tipos de configuración RAID, vamos a enumerar las más utilizadas:

RAID O. Esta configuración reparte los datos entre los dos o más discos duros de los que se dispone aumentando sustancialmente las velocidades de lectura y escritura . Se utiliza con dos discos duros del mismo tamaño, ya que el espacio total disponible viene marcado por el disco duro de menor tamaño. Es decir si disponemos de un disco de 1 TB y otro de 1,5 TB, el conjunto tendrá 1×2 TB= 2 TB. Este sistema de RAID aporta velocidad a nuestros accesos a disco, pero carece de seguridad extra, en caso de fallar un disco duro se pierden los datos de los dos discos.

RAID 1. Esta configuración realiza dos copias en espejo ( Mirroring) con los discos que utilicemos. La velocidad no aumenta, pero si se mejora la seguridad de los datos, porque cuando falle uno de los dos discos, el sistema se reconstruye automáticamente con  los datos del  otro disco duro. EL RAID 1 se suele utilizar en configuraciones de dos discos y funciona como si en realidad contáramos con un solo disco duro a nivel de espacio. Es decir necesitamos parejas de discos de la misma capacidad para conservar la capacidad de uno de ellos.

RAID 5. Esta configuración se utiliza en sistemas de almacenamiento con tres o más discos duros. ESe dividen los datos en bloques alternativos en los diferentes discos de manera que si uno de ellos falla esa parte de los datos se reconstruye con los datos almacenados en el resto de los discos, permitiendo que el usuario continúe utilizando el sistema sin error. Este sistema permite utilizar cerca del 80% de la capacidad de los discos.

Aunque podemos generar sistemas RAID con los discos que montamos en nuestros equipos, es una opción muy recomendable para mejorar el rendimiento de nuestra red, y descargar así de trabajo nuestros ordenadores, ¿ de que manera? Incluyendo en nuestra configuración de red un Disco duro de Red (NAS) que nos permita configuración en RAID, pudiendo incluso sustituir los discos duros en caliente, para que nuestro trabajo no se vea afectado por las incidencias y errores de disco.

También existen otras opciones para apoyar a nuestras estaciones de trabajo, utilizar los discos a través de USB 3.0 ,  y para los últimos Mac, se están popularizando, las soluciones en Thunderbolt que ofrecen velocidades de escritura/lectura de más de 300 Mb/segundo, y anidar en cadena hasta 6 dispositivos Thunderbolt.

 

Incluso se pueden combinar en la misma red, el almacenamiento, la seguridad y la velocidad, disponiendo de varios sistemas RAID, que cumplan distintos objetivos, un RAID 1 para copia de seguridad, un RAiD 0 para obtener mejor velocidad desde los accesos las estaciones de trabajo.

Consúltenos su configuración apropiada.

 

 

 

Tags: , ,

Comments are closed.